El primer e importante paso consiste en elegir la madera adecuada -(hay muchas variedades diferentes de olivo y no todas son igual de buenas), directamente en los campos que rodean nuestro pueblo.

Pueden ser ramas que se corta al podar el árbol o arboles viejos con bajo rendimiento que el agricultor sustituye por arboles jóvenes.

Después aserramos estos troncos o ramas en tablas para, a partir de estas realizar nuestros trabajos.

La madera de olivo es por razones de crecimiento y por su alta densidad una madera “inestable” y tiene una cierta tendencia de agrietarse. Así, en todos estos años de expericia hemos conseguido procesos de secado y elaboración adecuados para obtener un producto artesanal de gran calidad.

A partir de aquí realizamos con tornos, fresadoras, sierras y lijadoras cada pieza una por una. Una gran parte del trabajo consiste en lijar cada pieza varias veces para así conseguir finalmente una pieza de artesanía creada individualmente y con una calidad excelente.

 

 

 


Copyright 2012. Aviso Legal. Todos los derechos reservados. Autor.